ADIOS AL STRESS, BIENVENIDA LA DIVERSION!

Por muchos anos, inconscientemente ir al campo, a la playa, a la piscina, cualquier actividad que me sacara de la rutina, se convertía en fuente de stress y por ende venia asociado a ella una serie de pensamientos, emociones y malestares que hacían que dichos viajes en vez de ser divertidos, fueran una gran responsabilidad sin permiso  a disfrute.

Durante mi certificación de coach, Arturo Orantes, mi instructor,  nos decía, que lo bueno de estar de vacaciones era que:  1- no tienes que llenar las expectativas de nadie y 2- vivías el aquí y el ahora. Bueno, yo me imaginaba que sería cierto para mis hijos, porque para mí no. Para mi debía ser perfecto, si algo faltaba, si nos retrasábamos, si el camino era más largo de lo pensado, ya eran excelentes justificaciones para el truño. Un truño que le dañaba el viaje a cualquiera.

Unas noches después de la certificación, vi en netflix la película “el guerrero pacifico”, que Arturo nos recomendó. Básicamente en esta película el mensaje esencial era el 2do. Punto de lo que él nos explico: el aquí y el ahora. Hasta ese momento yo no me había dado cuenta del peso que esto tiene en el día a día, no solo en esos viajes especiales.

Y entonces, me di cuenta, de que exactamente me impedía disfrutar la experiencia. Una como madre se crea una auto definición (que nadie te ha pedido y que nadie esta monitoreando) pero que una misma  juzga con crueldad implacable, cada vez que la cosa más sencilla y sin importancia no es como “presupusimos “debería ser.

Pues ya me libere de eso, y cada vez que en medio de un momento especial para compartir con mis hijos, quiere venir a mi cabeza un tema, que no tiene ABSOLUTAMENTE NADA que ver con la experiencia, tranquilamente me digo BASTA! Y no permito que la preocupación, la duda o la ansiedad me dañen el momento o se lo dañe a mis hijos. Y así he vivido estos últimos meses de una increíble luna de piel con mis polluelos, dándome permiso de saltar, correr, reír, bailar, comer chucherías, como si fuera un niños más del grupo. Y sabes qué?

SE SIENTE MUUUUY BIEN!.